Restauraciones

Se entienden comprendidos en ésta categoría, todos aquellos trabajos de reanimación, reconstrucción, fijación, moldeo de ornamentos, esculturas, consolidación y asimilación de materiales de restauración arquitectónica.

Los trabajos de restauración deben comprender un relevamiento previo a la intervención, con un nivel de detalle acorde con la teoría sobre conservación y puesta en valor de acuerdo a lo especificado en normas nacionales e internacionales.

Cuando hablamos de restaurar, estamos interpretando que se quiere recuperar lo colapsado, preservando, respetando y protegiendo cada uno de los componentes de la fachada. Como cada edificio tiene su propia historia y situación actual, lo ideal es la intervención de un profesional que haga un diagnóstico, (nuestra oficina de arquitectura lo elevara) de donde saldrá un Pliego de Especificaciones Técnicas y dé los lineamientos y técnicas generales de intervención.

Una vez que tenemos esto, en varios casos siempre hay una gran diversidad de precios, porque se cotizan cosas diferentes, es decir, incomparables.

Debe tenerse en cuenta que no es lo mismo hacer remiendos que restaurar.

ARTEPINT RESTAURA NO HACE REMIENDOS

Para la realización de estos trabajos contamos con las siguientes Técnicas de Aplicación:

Limpieza de Superficies.

En toda obra bien ejecutada se debe empezar por hacer un correcto lavado con agua a presión regulada, incluso utilizando temperatura o bien vapor sobrecalentado para casos especiales. Lavar no es tirar agua o mojar.

Preservación de Hierros Expuestos

La falta de mantenimiento del patrimonio construido de nuestro país, tiene como consecuencia grave el increíble deterioro por corrosión de sus componentes de hierro, tanto en carpinterías y herrerías de gran valor estético como de aquellos estructurales. Se realizarán limpiezas manuales o mecánicas, aplicando inhibidores de corrosión de buena calidad para luego reconstruir los revoques.

Molduras, Ornatos, Cornisamientos, Medallones, Dentículos, Ménsulas, Rosetones y otros

Todos estos elementos, componentes fundamentales de edificios antiguos pueden ser reparados, reconstruidos e incluso moldeados a nuevo si faltaran, copiando de los existentes.

Restauración de Símil Piedra y Buñas

Todo revoque flojo o englobado deberá ser retirado, con el cuidado de no dañar sectores aledaños, minimizando la intervención hasta su completa restauración.

Recubrimientos de Protección

Según sea el caso, se pueden proteger los materiales de frentes con diversos productos: limpieza por decapado a vapor, pinturas pétreas y otros.

Impermeabilización de Pisos de Balcones y Azoteas

Existen en el mercado algunas siliconas para aplicar sobre los solados existentes, las que penetran en las rajaduras o juntas abiertas, sellándolas según dicen los fabricantes.

Para Cotizar ingrese a nuestro formulario de Contacto pinchando Acá